3. Horno solar, Francia

horno solar

El empleo de la energía natural es uno de los mayores adelantos que han conseguido los humanos. Un claro ejemplo es esta pieza maestra del diseño de la ingeniería ubicada en Francia. Merced a un empleo inteligente de los espéculos se consiguen concentrar los rayos solares en un solo punto, alcanzando en el núcleo unas temperaturas de hasta 3.500 grados. Con esto se pueden realizar compuestos de alta precisión sin que sean precisos carburantes contaminantes y de forma muy sustentable. Un empleo inteligente de los recursos de que disponemos. El próximo pabellón de España trató de imitar a la manera de un animal y, indudablemente, logró de paso llamar mucho la atención.

4. Conjunto Habitacional Hábitat 67, Canadá

conjunto complejo habitacional


En Canadá parece que le gustan darle mucha relevancia al diseño muy elegante y atractivo. En un caso así, lejos de parecer una estructura estable y que aprovechase completamente el espacio, este diseño procuraba resultar atractivo para las personas que pasasen cerca. Si bien la idea original era hacer considerablemente más residencias, por último la obra se redujo quedando solo unas pocas unidades libres. Es posible que no todo el planeta quisiese estar sobre un suelo que amenazara con desplomarse visualmente. Y eso pese a que estuvo expuesta en la Expo del 67. El próximo edificio se trata realmente de una atracción móvil.