En un circuito cerrado de Suecia esperaba su turno ‘The Iron Knight‘, el cual es un prototipo de camión basado en el modelo FH de la firma Volvo, pero modificado para la dura tarea de batir dos récords mundiales de velocidad, por lo que la velocidad de este camión es mayor de la que pudieras estar pensando.

Superar las marcas más altas no es una tarea muy fácil

The Iron Knight

El nivel lo había dejado realmente alto cuatro años antes el Mean Green, un camión híbrido igualmente de Volvo Trucks.

Mean Green estuvo cerca de los 260 km/h, alcanzó 115,4 km/h cuando cubrió los primeros 500 metros desde parado y dejó una marca de 153,3 km/h al pasar los 1.000 metros. Aquellas marcas han quedado convertidas en historia.

Pero el récord fue superado de una maestra manera

The Iron Knight

Fue The Iron Knight, de 2.400 caballos de potencia y 4,5 toneladas, el que tardó 13,71 segundos en el medio kilómetro, desde el cual salió a 131,29 km/h. En la prueba de los 1.000 metros desde parado, tomó 21,29 segundos y 169,09 km/h.

Su velocidad media fue de 169,09 km/h en un tiempo de 21,29 segundos. No es de extrañarse entonces que su velocidad máxima llegase a los 276 km/h.

Siempre mejorar y reforzar el trabajo dará los mejores resultados

Se hicieron varios arreglos; modificaron el motor, reprogramaron el software y realizaron una optimización aerodinámica. Volvo hizo uso de su alianza con el gigante de neumáticos Goodyear -Mean Green ya contaba con gomas de la firma americana- y ahora ha empleado otros desarrollados para esta prueba especialmente. Están basados nada más y nada menos que en los que se usan en el Campeonato Europeo de Camiones de la FIA.

Fue el piloto Boije Ovebrink quien se puso a los mandos, quien cuenta con más de 30 años de experiencia en la competencia y había batido cinco récords de velocidad antes de pilotear a The Iron Knight.

Vía: HiConsumption

Suscríbete por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de cosas geniales.